Harto de reparar la EPSON Workforce Pro WF-4545 DTWF, que comenzó a perder tinta amarilla otra vez por el amortiguador, y sin posibilidad de comprar el repuesto online al fabricante, me decidí a comprar otra impresora; esta vez con soporte para tamaño de papel A3.

La impresora es grande y pesada; no es una belleza para el escritorio, sino que le va mejor un pedestal o una mesa auxiliar.

En el embalaje vienen instrucciones para ayudar a su extracción de la caja —poner la caja de costado y tirar de las asas de la bolsa de plástico—. Una vez fuera de la caja, se retiran todos los precintos y se instalan los cuatro cartuchos de tinta que se incluyen con la impresora. Al encenderla por primera vez emite unos tonos musicales al estilo de los teléfonos móviles y comienza el proceso de configuración.

Instalación del controlador nativo

Al conectar la impresora a mi red, se descargó un nuevo firmware para actualizar el dispositivo a través de WIFI. Durante la instalación del controlador nativo en Windows XP, usando el disco que proporciona BROTHER, el instalador detecta la impresora en la red y copia los archivos necesarios al ordenador pero, una vez que concluye la instalación —sin errores— la impresora no imprime.

Soporte online de Brother

Tras llamar a Brother para determinar si se trata de un error, me informan que no ofrecen soporte para Windows XP: la respuesta habitual de todo el mundo desde hace unos años. Curiosamente, comprobé que el scanner si que se puede usar con este controlador.

Todavía utilizo algunas aplicaciones que sólo funcionan con Windows XP, así que necesito que la impresora funcione. Esta impresora soporta muchas formas de conectarse a la red: AirPrint, IPP, impresión móvil para Windows, Google Print Cloud, y un largo etcétera.

Google Print Cloud

En un primer intento, configuré la impresora para usar Google Print Cloud. Básicamente, Google se encarga de mantener el controlador en sus servidores, y ofrece servicios de impresión en la web. Sin embargo, para enviar trabajos a la impresora desde Windows XP, se debe usar el controlador de impresora Microsoft XPS e imprimir en un archivo. A continuación, el archivo se envía al servicio Google Print Cloud, que finalmente lo envía a la impresora. La impresión directa a Google Print Cloud no está disponible para Windows XP; sólo a partir de Windows 7 y posteriores versiones.

Este montaje con impresión offline resulta un poco incómodo, pero funciona —sacrificando casi todas las funciones que ofrece la impresora— y los documentos se imprimen. Descubrí que a finales de 2020 Google dejará de ofrecer este servicio, así que no me serviría durante mucho tiempo.

Emulaciones de otras impresoras

Al igual que IBM ofrecía emulación del modelo Proprinter en todas sus impresoras, o EPSON su ESC/P, algunas impresoras de BROTHER ofrecen emulación PCL, o Postcript. Para estos modelos de impresora se puede usar un controlador universal que, sacrificando algunas funciones, permite imprimir directamente. Sólo hay que encontrar un controlador para Windows XP.

Tras leer el manual de la impresora, comprobé que no ofrece emulación PCL, ni tampoco Postcript; pero finalmente encontré un controlador para todos los modelos de impresora de inyección de tinta: el BROTHER Universal Print Driver (Inkjet) que descargué e instalé con éxito en Windows XP.

Configuré el modelo concreto de la impresora y obtuve las funciones en las que estaba interesado: impresión en color o monocromo, calidad normal o fina, tamaño de papel hasta A3, e impresión multipágina con soporte para Windows XP.

De nada, brother.

 

Para ver toda la oferta de precios necesitas hacer login.

Si necesitas ayuda para tu nuevo dispositivo —o software— prueba el plan starter.

Sin compromiso. Precio ajustado.

Ten a mano una copia local siempre correcta para usar en caso de emergencia.

No pongas tus datos en la nube.

Prevenir las averías es menos costoso que recuperarse de ellas.

Contrata ya nuestro plan office y protege tus datos valiosos.

Configura tu ordenador para conseguir tolerancia a errores de disco.

Duplica tus datos al vuelo con RAID. Sustituye discos sin pérdida de datos.

Añade más servicios a tu red con un servidor Linux gratuito y de confianza.

Usa Open Office, o configura una nube local. Licencias gratuitas.

Agrupa varios ordenadores en sólo uno, conservando cada servicio.

Accede por terminal gráfico a tus ordenadores virtuales.